Alta Marea | Convergencias
16435
single,single-portfolio_page,postid-16435,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.6.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.6.2,vc_responsive
 

Convergencias

Convergencia(s) es una instancia de reflexión sobre arte, espacio público y vida cotidiana, su metodología está enfocada a señalar la riqueza de la ciudad como material y soporte, pero, sin atender solo el patrimonio tangible, o las morfologías sugerentes y las memorias insertas en la arquitectura, sino por sobre todo a los individuos que las habitan.

Con ellos construye preguntas, genera vivencias para que luego se desarrollen obras, intervenciones,acontecimientos, pliegues, repliegues. Es un proyecto en proceso que obedece al deseo de vivir un arte inserto en el flujo diario de la vida citadina, de generar en forma permanente un dialogo estrecho que invoque a las fuerzas capaces de fecundar en la inmediatez del ciudadano.

Como ejercicio académico estamos conscientes de que es algo que buscaron y encontraron grupos de vanguardias como los Situacioncitas y el Tercer teatro, a ellos va nuestro reconocimiento.

Existe en nosotros el deseo de inscribirse en la deriva de esas rutas, de trabajar en las profundidades del cotidiano, escarbar allí las capas de la comunicación generando túneles rizomáticos en medio de los signos visible para extraer desde su fondo el brillo de la humanidad, relevando vidas, amplificándolas y multiplicándolas como sabe hacerlo la extensa familia de las prácticas de arte.

Creemos que es urgente que los artistas se involucren nuevamente en la cotidianidad de las ciudades ya que la calidad de vida decae a pesar del progreso material que logran muchas de ellas. Sabemos que las cámaras de vigilancia, la segregación espacial, la proliferación de espacios protegidos, centros comerciales, fraccionamientos/condominios, parques temáticos,el universo mediático y una cadena de guardias urbanos públicos y privados, son los encargados de expulsar de la ciudad a todo germen que apele a instancias de libertad cultural, simbólica y poética, ya que ellos saben que podrían levantar las barreras hacia lo imposible.

 

Pero también sabemos que toda vigilancia y control tiene su lado frágil y que a pesar de las inversiones gigantescas del modelo, los espacios públicos continúan ofreciendo un potencial enorme para trabajar en contra de las dinámicas de desintegración de los valores sociales y recrear lenguajes, técnicas, materiales, estrategias para adherir una segunda piel al espacio público, una piel poética que tienda a la re-composición de la densidad de los nexos sociales y a la reconversión de espacios mercancías, en territorios existenciales.